Gestión de riesgos en la empresa desde la primera línea operativa

La transformación digital es una necesidad para las empresas de cualquier sector de actividad. Para mantener la competitividad, las compañías tienen que adoptar nuevas tecnologías para no quedarse descolgadas, e invertir en innovación digital para mantener sus negocios funcionando. Un ejemplo claro lo estamos viendo con la crisis de la COVID-19, que ha acelerado significativamente los planes de digitalización de las compañías. Se dice que en estos pocos meses de crisis sanitaria se ha avanzado tanto como lo que estaba previsto para los próximos cinco años. La necesidad perentoria de mandar a casa a las plantillas, lo que ha supuesto la adopción del teletrabajo por parte de millones de empleados de la noche a la mañana, ha sido sin duda uno de los vectores de esta inesperada transformación.

Hay muchos caminos para la transformación digital, prácticamente tantos como compañías existen. Y cada uno de ellos tiene su propia aproximación en términos de ciberseguridad y, más en concreto, de gestión de riesgos digitales. Pero la masiva descentralización de las tareas en las empresas como fruto del teletrabajo está requiriendo que las empresas cuenten con soluciones que lleven su defensa a los empleados de primera línea.

Hoy en día, el acceso a la información corporativa se produce en cualquier momento y en cualquier sitio, y por cualquier empleado. Esta descentralización hace que la gestión del riesgo no sea solo una labor de los altos ejecutivos, sino de todos los empleados. Por eso se hace necesario dotar a los empleados de primera línea de herramientas efectivas, pero también intuitivas y fáciles de usar, para detectar, evaluar y remediar los problemas.   

Seguridad en la primera línea 

En este terreno, RSA es uno de los proveedores tecnológicos de referencia. RSA ofrece un amplio abanico de soluciones que cubren todos los procesos de la gestión de riesgos, desde la mitigación de ataques a la gestión de una fuerza de trabajo distribuida, pasando por la securización de la nube.

RSA Archer Suite, por ejemplo, permite a las organizaciones gestionar múltiples riesgos y puede ser desplegada tanto on-premise como en modo SaaS. Es una solución dotada de una interfaz basada en tareas que está diseñada para ofrecer una experiencia de usuario adaptada a esta primera línea de defensa, ayudando a los usuarios de las distintas unidades de negocio a priorizar y centrarse en las tareas con mayor impacto.

Gestión de riesgos con RSA.
Gestión de riesgos con RSA.

Además, esta solución consolida información proveniente de diferentes fuentes y aporta analítica de riesgo para ayudar a tomar decisiones a responsables de departamento y, en última instancia, a los CISO. También permite automatizar la gestión de riesgos o las cargas de trabajo, así como el cumplimiento normativo (compliance), lo que lleva a un aumento de la eficiencia y a un ahorro de costes en personal.

Por último, conviene remarcar que la oferta de gestión de riesgos de RSA está muy dirigida a grandes corporaciones y entidades públicas, pero también puede ser desplegada de forma asequible en las pymes gracias al modelo de software-as-a-service.

¿Necesitas un experto en Ciberseguridad?