Los usuarios cambian sus hábitos en ciberseguridad tras la pandemia

Cambio de hábitos seguridad
Cambio de hábitos seguridad

La pandemia ha provocado un incremento exponencial de los ciberataques ahora que muchos usuarios siguen teletrabajando y se enfrentan a continuos riesgos y ataques por parte de los ciberdelincuentes. En el último semestre de 2020, la adopción del teletrabajo en España fue del 10,9% acercándose así a la media del 12,3% de la Unión Europea y el ratio de empresas que ofrecen dispositivos portátiles para proporcionar conexión móvil a Internet para uso empresarial es mayor en España que en la media de la UE27. Todos estos datos son alentadores desde el punto de vista de la aceleración en la transformación digital. Sin embargo, la otra cara de la moneda es que ese cambio de tendencia hacia el teletrabajo también supone un aumento de la vulnerabilidad y de los riesgos y amenazas ante los continuos ataques de los ciberdelincuentes.

El aumento de los ataques de todo tipo, con el ransomware a la cabeza, la mayor sofisticación de las amenazas, la vulnerabilidad de todos los grupos de usuarios y el impacto mediático de los golpes contra grandes empresas e instituciones, han llevado a los usuarios a tomar una mayor conciencia en cuanto a la seguridad en el trabajo. Según una encuesta realizada por Sophos, la mitad de las personas que teletrabajan afirma haber sufrido algún intento de ciberataque en el último año.

En este sentido, y de acuerdo a las conclusiones de este sondeo en el que han participado más de 1.000 usuarios, el 88% de los teletrabajadores afirma haber cambiado sus hábitos desde que se implementó el teletrabajo. Esta percepción los ha llevado a introducir cambios en sus costumbres, tales como la aplicación de las actualizaciones de seguridad con mayor regularidad (adoptada por el 47% de los teletrabajadores encuestados) cambiar asiduamente sus contraseñas (45%), realizar copias de seguridad regulares (34%) o proteger los dispositivos empresariales evitando que sean utilizados por personas ajenas a su empresa (31%).

Como explica  Ricardo Maté, director de Sophos para el sur de Europa, el aumento de los riesgos y amenazas ha derivado en la necesidad de que cada trabajador se haya tenido que reconvertir en su propio responsable de TI.

Refuerzo de protocolos de seguridad

Entre los principales protocolos de seguridad adoptados por las empresas que han percibido los teletrabajadores en España se encuentran la instalación de antivirus de nueva generación (en el 56% de los casos) las actualizaciones de seguridad en el 51% y el refuerzo de las conexiones remotas en el 49%. Otra de las medidas importantes para apoyar a los trabajadores a distancia en España en este periodo ha sido el establecimiento de teléfonos de contacto directo con el departamento de TI, desplegado en el 40% de los casos, para asistir a los empleados frente a cualquier incidente de seguridad mientras trabajan a distancia.

A pesar de los esfuerzos llevados a cabo por las compañías, uno de cada 4 teletrabajadores españoles considera que su empresa no cuenta con las medidas de seguridad suficientes para un teletrabajo seguro. El punto de mayor debilidad para la protección de las compañías continúa siendo los propios usuarios que, a menudo, son el principal punto débil de entrada.

La percepción del aumento de la vulnerabilidad frente a los ciberataques se ve reflejado en que un 30% de los españoles encuestados asegura haber sufrido un ciberataque desde que comenzó la crisis del coronavirus, cifra que asciende al 50% en el caso de las personas que teletrabajan. Los españoles aseguran que los ataques de phishing son los más comunes en el teletrabajo con un 30% de los ataques recibidos.

En esta línea, la formación en ciberseguridad continúa siendo una tarea pendiente tanto para los usuarios como para las empresas. Un 71,5% de los encuestados aseguran no haber recibido ninguna formación en ciberseguridad, lo que los convierte en posibles víctimas vulnerables de sufrir un ciberataque. Lo mismo se observa en las empresas, ya que solamente en el 19% de los casos, ofrecer formación en ciberseguridad a sus empleados ha sido una medida adoptada por las compañías para ciberproteger el teletrabajo.

En 2020 y 2021 España ha vivido ataques de ransomware a todo tipo de empresas y no parece que esa cifra vaya a descender sino más bien al contrario. El aumento del 160% de ataques de este tipo continuará creciendo si no somos capaces de concienciarnos mejorando nuestra higiene de trabajo e incorporando hábitos saludables para disminuir los posibles efectos perniciosos de los ataques. 

 

 

Cambios en los hábitos de los usuarios

  • Aplicación de las actualizaciones de seguridad con mayor regularidad (adoptada por el 47% de los teletrabajadores encuestados)
  • Cambio asiduo de las contraseñas (45%),
  • Realizar copias de seguridad regulares (34%) 
  • Proteger los dispositivos empresariales evitando que sean utilizados por personas ajenas a su empresa (31%).

 

¿Necesitas un experto en Ciberseguridad?