Cómo evitar el fraude de las compras online de final de año

Afrontamos otoño y enfilamos el final del año, frente a nosotros asoman las fiestas ya tradicionales que suponen una explosión del consumo. Halloween, el Día del Soltero, Black Friday, Ciber Monday, la campaña navideña… abren al sector retail con sinfín de oportunidades, y las compras online son las principales protagonistas de este fenómeno de masas.

Durante el Día del Soltero que se celebra en China el 11 de noviembre y que está considerado el evento de compras más grande a nivel global, Alibaba rompió recórds el pasado año totalizando 74.100 millones de dólares. La campaña navideña en EEUU, que tuvo como punto de partida el Black Friday, pulverizó las marcas en número de envíos, un 200% más según registra Packlink. Pero también supone un pico para los ataques de phishing que utilizan estos eventos para enredar al usuario y hacerles picar en sus campañas de ingeniería social.

El 70% de los usuarios lo que más valoran a la hora de comprar por Internet es la seguridad de los pagos y la integridad de sus datos

España no pierde comba en este ascenso irresistible del ecommerce, cuyo valor de compras online alcanzó un monto de 51.600 millones de euros en 2020. Una tendencia imparable, como atestigua Statista, quien informa que para 2025 el número previsto de usuarios se situará en 36,9 millones de ciudadanos.

Muchas empresas de retail, especialmente los gigantes como Amazon o Alibaba se frotan las manos, y las más pequeñas se devanan los sesos para captar la atención de un mayor rango de clientes, estudiando nichos de mercado, diseñando catálogos online, promocionando su tienda y optimizando el SEO de su ecommerce.

Estas empresas no solo tienen que luchar contra los grandes monopolios globales, tienen que bregar en primer lugar con aspectos culturales que hacen retraerse a los consumidores. Los falsos mitos que rodean a las cibercompras pesan como plomo aunque poco a poco se van difuminando. La seguridad de los datos es el principal lastre, y es que el 70% de los usuarios lo que más valoran a la hora de comprar por Internet es la seguridad de los pagos y la integridad de sus datos.

También existe la creencia de que solo los grandes marketplaces son seguros, otra leyenda que no se sostiene. Los pequeños ecommerce han hecho sus deberes en esta materia y, según una encuesta de Consultoría.io, un 21,7% de los consumidores prefiere comprar en una tienda online.

En cualquier caso, no hay que bajar la guardia porque el mal acecha. En 2019, el 2% del total de las transacciones de banca electrónica y comercio online fueron realizadas por estafadores, apunta Kasperky. El 44% de los casos incluye la creación de cuentas falsas (a través de bots) en programas de fidelización, de forma que los delincuentes reciben puntos de bonificación de bienvenida, que después venden con un descuento.

Un tipo de fraude corriente son los chargebacks, cuando el cliente impugna una transacción realizada con tarjeta y solicita el desembolso a su banco por no reconocer el cargo o por haber devuelto el producto, a pesar de no haberlo hecho. En estos casos, el uso de la inteligencia artificial puede ser un aliado para alertar al comercio electrónico de que pueden estar ante un potencial actividad de riesgo.

 6 claves para prevenir el fraude en las compras online

•        Limitar el número de intentos para realizar una transacción. Los ciberdelincuentes pueden intentar introducir credenciales o números de tarjeta varias veces.

•        Educar a sus clientes sobre los posibles trucos que pueden usar los delincuentes. Envíeles regularmente información sobre cómo identificar el fraude y cómo actuar ante esta situación.

•        Realizar auditorías anuales de seguridad y pruebas de penetración para encontrar problemas de seguridad en la red corporativa.

•        Tener un equipo dedicado al análisis de fraude capaz de encontrar y analizar los métodos emergentes que los estafadores están usando.

•        Implementar la autenticación multifactorial para reducir al mínimo las posibilidades de que las cuentas sean intervenidas.

•        Instalar una solución de prevención del fraude que pueda adaptarse rápidamente para identificar nuevos esquemas y métodos de ataque.

Fuente: Kaspersky

¿Necesitas un experto en Ciberseguridad?