Apuesta por la nube: Cómo convencer a las pymes más escépticas

Apuesta nube Next Generation
Apuesta nube Next Generation

Las cifras del mercado cloud son muy significativas. Hay una montaña de datos que avalan el crecimiento de la nube como modelo de consumo TI y elemento primordial de la transformación digital de las organizaciones. La pandemia y uso intensivo de las herramientas smart work ha acelerado su progresiva adopción por parte de todas las organizaciones.

Según los últimos datos facilitados por IDC,  la Covid-19 ha supuesto un fuerte impulso para los modelos de consumo de TI, especialmente para el cloud computing y confirma que el 40% del gasto core de TI se destinará a cloud en 2022, mientras que el 90% de las grandes compañías adoptará tecnologías y herramientas multicloud o híbridas en 2024. Otro dato significativo es que más del 90% de las organizaciones planifican cambios en su estrategia de TI a largo plazo.

El III Informe Cloud Computing en España 2019 analiza también los usos que las compañías españolas están haciendo del cloud y confirma la demanda creciente de las empresas para gestionar la avalancha de datos con diferentes plataformas de almacenamiento en la nube. De acuerdo a esos datos, la empresa que está desarrollando su estrategia en la nube responde a las siguientes características:

  • Invierte en IaaS/PaaS hasta un 25% del presupuesto TI
  • Confía en aumentar el presupuesto IaaS/PaaS en más de un 20% en 2020 y menos del 20% en SaaS
  • Utiliza la nube para desplegar servicios de correo y ofimática; además, utiliza servidores de cómputo, almacenamiento y servidores web
  • Las principales ventajas obtenidas son flexibilidad, escalabilidad, transformación organizativa de TI y mejora del time-to market.

Aún así, todavía hay muchas reticencias por parte de las organizaciones, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, que se encuentran todavía en un proceso de adopción muy embrionario. Como se apuntaba recientemente en el informe de la Fundación Telefónica Sociedad Digital 2019, tan sólo un 9% de la micropyme de menos de diez empleados hacia un uso habitual de la tecnología en la nube, frente al 23% de las medianas empresas.

¿Cómo convencer a estas empresas de las bondades del modelo en la nube? 

Quizás elaborar un decálogo con las principales virtudes de la nube sirva para convencer a muchos de ellos. Entre las ventajas de apostar por la nube destaca:

1. Reducción de costes. Si una pyme decide alojar y mantener sus herramientas de gestión y productividad de forma interna seguramente incurrirá en alto costes de infraestructura, mantenimiento o seguridad elevados. Con la nube los costes pueden reducirse en un 35%, según datos de Gartner.

2. Desaparición de grandes inversiones iniciales. A través del pago por uso y una cómoda suscripción mensual, las pymes podrán reducir riesgos y mejorar posibilidades para navegar en las procelosas aguas de la recuperación y la crisis.

3. Actualizaciones automáticas. Actualizar y corregir errores no debe estar entre las preocupaciones de los usuarios del software, aunque esas actualizaciones sean estratégicas para la viabilidad del negocio. El software como servicio elimina estas preocupaciones y ahorra dinero ya que se incluyen entre los servicios facturados mensualmente.

4. Apuesta por la escalabilidad. La flexibilidad de pagar mes a mes y de agregar o eliminar fácilmente módulos en función de la expansión o contracción del negocio, proporciona la estabilidad y la confianza que necesitan las organizaciones para invertir en tecnología.

5. Recuperación de incidencias. El grupo Aberdeen descubrió que las empresas que usan la nube eran capaces de solucionar los problemas en  2,1 horas de media, casi cuatro veces más rápido que las empresas que no usan servicios cloud (8 horas).

6. Actualizaciones automáticas de software. En el año 2010 las empresas en UK dedicaban 18 días laborables al mes a gestionar temas de seguridad en las instalaciones del cliente. Sin embargo, los proveedores de cloud computing hacen ellos mismos el mantenimiento de los servidores -incluyendo las actualizaciones de seguridad-, liberando los recursos y el tiempo de sus clientes para otras tareas.

7. Teletrabajo. Gracias al smart work los trabajadores han podido seguir desarrollando sus tareas, compartir documentos y aplicaciones, mantener reuniones y actuar Un estudio ha revelado que el 42% del personal laboral con contrato en vigor estaría dispuesto a ceder parte de su salario a cambio de poder teletrabajar y de media lo cifraban en un recorte del 6%.

8. Seguridad. Además de lo que supone la posible pérdida de dispositivos de uso profesional, los proveedores de servicios cada vez apuestan más por incluir herramientas de seguridad que impidan fugas de información y eviten ataques y amenazas protegiendo los sistemas.

9. Competitividad. Con la nube una pequeña empresa puede llegar a competir en igualdad de condiciones que una gran corporación. Y, si no, que se lo digan a pequeños pymes que promocionan y comercializan sus productos en marketplaces globales con alcance mundial.

10. Ecológico. El uso de la nube deriva en al menos una reducción del 30% en el consumo de energía y emisiones de carbono en comparación con el uso de servidores en local. En esta línea, los que más se benefician son una vez más las pymes ya que la reducción del consumo de energía y de emisiones de carbono es del 90%.

¿Necesitas un experto en Cloud?