Edge computing: ¿la evolución natural de la nube?

edge computing
edge computing

¿Qué es el edge computing? ¿Es una evolución de la nube o una alternativa? ¿El IoT o el 5G va a acelerar el despliegue de este modelo? ¿La computación en el extremo supone un riesgo para la seguridad de los datos¿ ¿Qué áreas de actividad van a ser más susceptibles de despliegue? Todavía existe un gran desconocimiento en torno a lo que representa el edge computing y cómo se complementa respecto a la nube. Muchos partners aún no tienen claro cuáles son las diferencias y seguramente gran parte de la culpa es de los proveedores que no han sabido lanzar un mensaje claro. Lo verdaderamente importante de este negocio es que está literalmente explotando con crecimientos estimados superiores al 400%, según opinan un 20% de responsables del centro de datos”.

Para entender bien lo que representa el edge computing hay que aludir en primer lugar al ingente volumen de datos que generamos día a día y cuya gestión a través de las redes tradicionales puede provocar una gran latencia (retraso en la transferencia de los datos). Si intentamos subir todas las cargas de trabajo a la nube se corre el riesgo de colapsar las redes y retrasar tomas de decisiones cruciales para los negocios.

En los últimos tiempos este modelo de inteligencia en el extremo está evolucionando en torno a la necesidad de acercar gran parte del procesamiento a los sensores IoT para disminuir esa latencia y mejorar la eficiencia. No nos olvidemos de que las consultoras hablan de 50.000 millones de sensores conectados a Internet en 2025 y que, según IDC, el 45% de todos los datos creados por dispositivos IoT se almacenarán, procesarán y actuarán cerca de una red para 2020.

Edge computing se debe identificar como una red en malla de centros de datos que procesan y almacenan datos localmente antes de enviarlos a un data center o bien a la nube. Esto es, en lugar de enviar los datos a la nube directamente, la computación se lleva a cabo en el extremo o en la periferia de una red lo que permite descongestionar los grandes centros de datos.

Reorganización de las cargas de trabajo

El propio Michael Dell enfatizaba la importancia del edge y alababa las virtudes de un modelo que va a ritmo de crucero. “El edge va a ser más importante que todas las nubes combinadas y permitirá acercar los recursos de almacenamiento y procesamiento cerca del usuario”.

Sin embargo, para poder comercializar estas soluciones, los partners deben tener claro que hay tres tipos de edge: heredado, geográfico y dinámico.  El primero corresponde al 75% de los CPDs  instalados y que representa un gran magma de actividad. “Algunos se moverán hacia la nube, pero otros no y aquí habrá mucho camino por recorrer”, aseguraba al respecto Miguel del Moral, director de canal de Vertiv, uno de los grandes defensores de esta tecnología.

De acuerdo a las previsiones de Vertiv va a haber grandes oportunidades en el heredado y geográfico, pero la diferencia estará en el edge dinámico que implica, además de la infraestructura física, otros componentes asociados a sensores IoT y dispositivos inteligentes relacionados con las smart cities.

Una prueba de ello es que Gartner asume que el 75% del procesamiento de los datos se hará en la perifería. Además, no se puede pensar en el edge de forma aislada, sino también en el contexto de una reorganización general de las cargas de trabajo que se irán a la nube o al extremo.

Los partners obtendrán réditos de la oportunidad explosiva que representará el edge dinámico, sobre todo gracias al impulso de la demanda de soluciones asociadas al IoT, el 5G y las smart city

El canal rentabilizará el edge computing

¿Y el canal va a comenzar a rentabilizar el edge computing? Rotundamente sí. Veremos una aceleración en la demanda del edge computing que beneficiará claramente a los partners de canal. Los partners obtendrán réditos de la oportunidad explosiva que representará el edge dinámico, sobre todo gracias al impulso de la demanda de soluciones asociadas al IoT, el 5G y las smart city. 

El estudio elaborado por Vertiv sobre predicciones y evolución de este negocio también revela que el crecimiento del edge computing debería traer consigo nuevas áreas de competencia, ya que el 36% de los encuestados cree que los operadores de red serán los que mayor peso tengan en la creación de nuevos servicios generadores de ingresos en este entorno. Los desarrolladores de aplicaciones (30%) y los proveedores de nubes públicas (25%) también se consideran actores clave en este entorno.

Los proveedores de servicios de comunicaciones creen ver una clara oportunidad en el mercado emergente del edge computing, pero otros posibles actores, incluidos los proveedores de nubes públicas y los reproductores de contenidos más destacados se sienten igualmente atraídos por la perspectiva de ofrecer servicios en el entorno edge.

edge computing
edge computing

Principales usos del edge computing

Aunque todavía no existe una explotación intensiva del edge computing por parte de las empresas, ya hay ejemplos reales en algunas áreas:

  • La realidad virtual y aumentada: los proyectos basados en estas tecnologías a veces se ven afectadas por un ancho de banda insuficiente y una latencia alta.
  • Visión artificial. El precio cada vez menor de los componentes y los avances en inteligencia artificial están haciendo que se desplieguen millones de cámaras en el mundo. Edge computing permite un despliegue seguro, eficiente y respetuoso con la privacidad.
  • Conducción autónoma. Aunque todavía queda para ver coches autónomos en las autopistas, los camiones o la maquinaria industrial autónoma o teleoperada ya están llegando
  • Industria 4.0, sector sanitario, educación y retail serán otros ámbitos de actuación que están implosionando

¿Necesitas un experto en Cloud?