El tsunami de demanda en educación inyecta fuel al canal

educación
educación

El confinamiento y la necesidad de recibir educación a distancia por parte de millones de estudiantes impulsaron de forma estratosférica las ventas en educación. Ahora, la incorporación semipresencial de 10 millones de alumnos de la enseñanza pública y privada vuelve a abrir un enorme filón de negocio para  los partners de canal. La aprobación del programa Educa en Digital para reducir la brecha digital y dotar con más de 500.000 ordenadores y tabletas a los estudiantes con necesidades, está ayudando a los distribuidores y mayoristas a ganar negocio adicional y sostenible en el tiempo.

La amenaza de nuevos confinamientos y la posibilidad de tener que seguir teletrabajando o de desarrollar clases virtuales también está tirando de la demanda de equipamiento doméstico, como confirman los últimos datos de Context. Es el caso de las tecnología de smart home, que multiplica por 70 sus ventas en las últimas cuatro semanas auditadas.  

En cuanto a las líneas de producto más tradicionales y que más peso tienen en el negocio del canal, las cifras también son claramente ascendentes. Sigue desbocada la demanda de portátiles (91% más de ingresos) y siguen recuperándose los smartphones del parón de marzo y abril, y en este periodo facturan un 35% más. Los tablets, muy requeridos en educación, también avanzan un 81% en términos de facturación.

A pesar del retraso en la disponibilidad de algunos modelos por la carencia de procesadores y otros componentes, la industria TI ha engrasado su maquinaria para poder garantizar la entrega de estos equipos a los centros educativos.

La aprobación del programa Educa en Digital permitirá reducir la brecha digital y dotar con más de 500.000 ordenadores y tabletas a los estudiantes con necesidades

El plan del Gobierno, dotado con más de 190 millones de euros que saldrán del gobierno central a la través de la empresa pública Red.es, y de otros 70 millones que deberán aportar las comunidades autónomas, abarca otra serie de actuaciones, como la puesta a disposición de aplicaciones, herramientas y recursos curriculares que faciliten la educación digital, tanto presencial en el centro, como desde el hogar.

Además de portátiles, tanto de Intel como de AMD, una categoría de dispositivos que está creciendo como la espuma en el segmento de educación son los Chromebooks. De acuerdo a los datos de  FutureSource hace cinco años solo un 15% de los equipos estaban gobernados por el sistema operativo de Google, mientras que en 2019 ya representaban  un 44% frente a un 45% de Windows. En el sector de educación estos equipos son legión porque el 90% de los mismos son adquiridos por estudiantes y solo un 10% va a las empresas, según la consultora Context. 

Soluciones de e-learning

Más allá del hardware, el canal también tiene oportunidad de comercializar soluciones de e-learning desde la nube como Teams o Google Clasroom, que desde el confinamiento se han convertido en herramientas imprescindibles para el desarrollo de clases virtuales. La rapida capacidad de aprendizaje de alumnos nativos digitales, combinada con la gradual disponibilidad de material didáctico en la nube y el progresivo aumento de habilidades por parte del profesorado está incrementando de forma meteórica el despliegue de estas soluciones entre los centros docentes.

Castilla y León, Galicia o Madrid son algunas de las comunidades que se han beneficiado del acceso gratuito a Microsoft 365 y la herramienta de colaboración Teams. El uso de la aplicación online de Microsoft ha sido intensivo durante el confinamiento con una media de 1.200 videoconferencias al día y 48.000 usuarios conectados a Teams en algunas jornadas, en el caso de la comunidad castellano leonesa. Asimismo, herramientas para almacenar y compartir archivos, como  Sharepoint y OneDrive -también disponibles desde Microsoft 365 Educación-, que registraban menos de 27.000 usuarios al día, han pasado ahora a alcanzar los 66.000 usuarios concurrentes.

En Galicia más de 280.000 alumnos y 28.000 docentes han accedido a lo largo del curso a la plataforma Office 365 que incluye también la herramienta de colaboración Microsoft Teams. En el terreno de los contenidos Microsoft y Grupo Planeta, han establecido una alianza para impulsar e incentivar la incorporación de metodologías activas en la educación digital y establecer en un entorno educativo innovador que se convierta en referencia internacional.

Sigue desbocada la demanda de portátiles (91% más de ingresos) y siguen recuperándose los smartphones del parón de marzo y abril

Google también se ha lanzado de lleno para ganar presencia en el terreno de educación con G Suite for Classrooms, una de las herramientas más utilizadas por los docentes durante el final del curso pasado y ahora siguen disfrutando de sus ventajas. Contiene programas más conocidos como Google Calendar o Google Drive, uno de los servidores para transferencia de archivos más conocidos. Pero la aplicación que más ha llamado la atención ha sido Google Classroom. Esta aplicación permite la creación de aulas virtuales, evaluar contenidos o distribuir tareas de forma eficiente y sin necesidad de malgastar papel.

Otras herramientas de videoconferencia que han sido ampliamente utilizadas durante la cuarentena ha sido Zoom, Gotomeeting o Google Meet, esta última con una recién estrenada pizarra virtual. En el ámbito de la transferencia de archivos también se han generalizado Dropbox, One Drive, WeTransfer o Google Drive.  Todas estas aplicaciones se han convertido en herramientas de uso cotidiano para el alumnado y el profesorado durante los meses más duros del confinamiento. Ahora, y a pesar de la vuelta la modalidad presencial de las clases, la tecnología sigue teniendo un peso importante en este inicio de curso tan especial como incierto y supone un apoyo fundamental para que todo se desarrolle de la manera más eficiente posible.

Inversiones descomunales en educación

Pauli Amat, managing director de Tech Data
Pauli Amat, managing director de Tech Data

Pauli Amat, managing director de Tech Data, valora de forma muy positiva las monstruosas inversiones en educación que está acometiendo el gobierno y comunidades. “La Generalitat de Catalunya, con 300.000 dispositivos, o la Junta de Andalucía, con 150.000, están haciendo inversiones muy importantes que permitirán modernizar las aulas y los equipos para estudiantes”. Como consecuencia de esos pedidos está habiendo retrasos en la entrega de dispositivos que afectan a todas las categorías: notebooks, tabletas y chromebooks.

Los problemas de escasez afectan a todas las líneas de procesadores, no sólo Intel "que ya llevaba un año arrastrando retrasos" sino también a los modelos de AMD. Esa falta de producto se extiende a otro tipo de componentes, paneles y monitores. "Hablamos de concursos en los que están en juego millones de unidades, lo que ha colapsado la producción mundial de equipos". Aun así, Pauli Amat confía en que las entregas se regularicen a finales o principios de año.

¿Necesitas un experto en Cloud?