Hacer backup a Microsoft 365: una gran oportunidad de negocio

En el último año, las ventas de servicios de productividad y colaboración en la nube como Microsoft 365 (antes Office 365) han subido como la espuma debido al teletrabajo masivo que se ha impuesto en las empresas a causa de la pandemia. El caso de Teams es bastante significativo. Desde la primavera de 2020, cuando la Covid-19 llevó a los primeros confinamientos y restricciones de movimientos, ha multiplicado su base de usuarios en todo el mundo por cuatro, superando con creces los 100 millones

Sin embargo, muchas compañías han dado este paso a la colaboración en la nube sin proteger debidamente sus datos frente a borrados accidentales, robos o desastres. Por eso, la mayoría de expertos recomienda proteger la información que dejan las empresas en Microsoft 365 y en sus diferentes servicios, como Outlook, OneDrive, SharePoint o Teams

¿Por qué? La razón es bien sencilla. Aunque Microsoft ofrece un servicio robusto, no se compromete a proteger la información de sus aplicaciones. El responsable único de los datos no es la compañía de Windows, sino el usuario. Es un principio que viene recogido en el mismo contrato que firma el cliente cuando contrata el servicio de Microsoft 365 (Microsoft Online Subscription Agreement). 

Es verdad que Microsoft 365 mantiene los correos electrónicos en su papelera de reciclaje, y que incluso los usuarios pueden activar una funcionalidad para preservar información sensible que puede tener interés judicial. Pero, más allá de eso, la información se perderá si no se contrata un servicio de backup. 

El responsable único de los datos es el usuario. Es un principio que viene recogido en el mismo contrato que firma el cliente cuando contrata el servicio de Microsoft 365

Por todo ello, el canal informático ahora mismo tiene una oportunidad de oro de hacer negocio en multitud de clientes que han pasado sus puestos de trabajo a la nube de Microsoft, pero que, de alguna forma, los tienen desprotegidos. Las compañías, quizás llevadas por la confianza en la marca Microsoft y por la propia solidez de sus soluciones, han descuidado este aspecto. 

La nube facilita la implantación del backup

Además, ahora con la llegada de la nube al mundo de los servicios de backup, el canal tiene las cosas más fáciles que en pasado. Si antes el despliegue de copias de respaldo para 15 o 20 puestos informáticos, pongamos por caso, requería dotar al cliente de servidores y cabinas de almacenamiento, ahora esta funcionalidad se puede desplegar y configurar fácilmente desde la nube de cualquier proveedor de backup. Y en cuestión de horas, y no de días o semanas, como antes.  

Lo más importante que tiene una empresa es el dato. Nadie duda de ello a estas alturas. Con una herramienta de backup en la nube, que  además algunos fabricantes ofrecen sin límite de capacidad, no sólo se almacena la información debidamente, sino que las compañías pueden gestionarla y recuperarla fácilmente. Es un asunto importante cuando hay centenares o miles de empleados con buzones, discos duros virtuales e infinidad de grupos de trabajo como los que permite establecer Microsoft 365.  

La necesidad de proteger el entorno ofimático y de colaboración de Microsoft está ahí. La oportunidad es gigantesca. Ahora hay que ir a por ella y convencer a los clientes de que no hay tiempo que perder ni dato que no deba ser replicado y, por tanto, protegido. 

 

 

La oferta de backup de Tech Data

Tech Data cuenta en su portfolio de producto con varios de los principales proveedores de backup del mercado: 

  • Veeam. Fabricante referente en el mercado de soluciones de backup y replicación. Cuenta con soporte para cualquier sistema operativo que este virtualizado sobre VMware, Hyper-V y Acrópolis, así como backup de máquinas físicas con Sun Solaris, IBM AIX, Windows, Linux y Mac. Cuenta con integración con las principales nubes públicas, como AWS, Azure, IBM Cloud y Google Cloud. Y dispone también de un excelente soporte para backup de Office 365, permitiendo proteger datos de Exchange, Sharepoint, OneDrive y Teams, con 40 opciones de restauración en cualquier dirección. 
  • Acronis. Es otro de los proveedores que en los últimos tiempos se han volcado en la protección de Microsoft 365. La configuración del servicio y el mantenimiento de Acronis Backup están simplificados, y no requieren la instalación de agentes en local por parte del cliente. 
  • Quest. Este fabricante cuenta con NetVault for Microsoft 365, que ofrece backup y recuperación granular. El cliente decide cuándo se realizan los backups, y cuántas copias se hacen de cada pieza de información. Además, el cliente tiene la opción de recuperar los datos en la nube, pero también en otras localizaciones de su interés. 
  • Arcserve.  Arcserve ofrece una solución específica para proteger tu entorno de O365, Exchange, SharePoint, OneDrive y Teams incluidos, con restauración granular. Permite copias on-premise y Cloud to Cloud al Cloud propio de Arcserve, pudiéndose licenciar por usuario o capacidad, lo que sea más conveniente para el usuario.

 

¿Necesitas un experto en Cloud?