Windows 365 eleva tu PC a la nube

El 2 de agosto se lanzó al mercado la nueva plataforma de escritorio virtual Windows 365 y, aunque en un primer momento puede parecer que no existen a penas diferencias entre la ya existente Azure Virtual Desktop, -anteriormente llamada Windows Virtual Desktop- y Windows 365, cada una se puede aplicar a casos de uso muy diferentes. No obstante, existe algo que sí tienen en común ambos sistemas, y es que cuentan con dos versiones de cada uno. Windows 365 tiene la versión Business y la versión Enterprise, y Azure Virtual Desktop (AVD) está disponible para su uso individual o en grupo.

Windows 365 Vs Azure Virtual Desktop: simplicidad Vs flexibilidad

La configuración de Windows 365 es rápida y sencilla. Los nuevos dispositivos se aprovisionan directamente desde Microsoft Endpoint Manager (MEM) y existe la posibilidad de desarrollar una mayor automatización a través de Microsoft Graph o la integración predefinida con herramientas como ServiceNow o Nerdio. Por otra parte, además de poder ser utilizado por muchos usuarios de forma simultánea, AVD cuenta con muchos tamaños y especificaciones de máquinas virtuales disponibles, desde máquinas de uso general hasta máquinas de computación optimizadas para GPU y de alto rendimiento, por lo que es ideal para usuarios con usos muy especializados.

Continuando con los sistemas operativos, Windows 365 se puede implementar con Windows 10 o Windows 11, que será lanzado oficialmente el 5 de octubre, mientras que Azure Virtual Desktop es compatible con Windows 10 Enterprise, Windows 7 Enterprise, Windows Server 2019, Windows Server 2016 y Windows Server 2012 R2.

Windows 365 se incluye en la suscripción de Azure de Microsoft y está completamente administrado por Microsoft a coste fijo. Por su parte, Azure Virtual Desktop está administrado en su totalidad por el cliente con precios flexibles basados en el consumo, es decir, en un modelo Microsoft Desktop as a Service (DaaS).

En cuanto a la computación, Azure para Windows 365 estará 100% administrada por Microsoft, con un coste fijo y sin acceso de administrador directo a las máquinas virtuales subyacentes. En AVD el uso de la computación es administrado por el cliente con costes basados en el consumo y flexibilidad adicional en la configuración de las máquinas virtuales.

Basándonos en la configuración, Windows 365 proporciona almacenamiento totalmente administrado a un precio fijo. Sin embargo, AVD cuenta con la flexibilidad de los discos del sistema operativo, perfiles FSLogix, y la capacidad de realizar copias de seguridad del almacenamiento y las máquinas virtuales con facilidad.

En lo referente a las redes es donde Windows 365 Enterprise se separa de la versión de negocio. Enterprise tiene una red totalmente administrada por el cliente con enrutamiento flexible, IP y seguridad, mientras que Windows 365 Business seguirá siendo totalmente administrado por Microsoft.

Perfiles de usuario e identidad

Windows 365 es un escritorio administrado por un solo usuario que se ejecutará en el entorno Azure de Microsoft. Como tal, tendrá un perfil de usuario único. En Azure Virtual Desktop FSLogix actúa como contenedor de perfiles de usuario almacenados en un archivo de disco duro virtual v2 (VHDX). Cuando el usuario inicia sesión en AVD, FSLogix redirige al usuario a sus datos y la configuración del contenedor y la unidad virtual se integran en el entorno de escritorio virtual. En las implementaciones de AVD multiusuario agrupadas, FSLogix es obligatorio para administrar los perfiles de usuario individuales en la agrupación. En cambio, en AVD de usuario único, FSLogix es opcional y, aunque no es necesario, proporciona portabilidad adicional.

Fuente: Nerdio.
Fuente: Nerdio.

Cuándo elegir cuál

Azure Virtual Desktop es adecuado para empresas con alrededor de 100 empleados o más que persiguen una gran flexibilidad en la administración de los sistemas. Para las grandes empresas, la capacidad de usar Windows 10 multisesión proporciona un gran ahorro de costes.

Por su parte, Windows 365 Enterprise es adecuado para empresas de todos los tamaños que deseen tener control sobre el acceso a la red y la administración centralizada. Los costes fijos por usuario y mes permiten a las compañías tener sus gastos controlados.

Por último, Windows 365 Business es adecuado para pequeñas empresas que deseen una opción de bajo coste fijo y no requieran una solución de administración centralizada.

¿Necesitas un experto en Cloud?