Multicloud se ha convertido en el estándar de facto de los entornos corporativos

Nube no es un concepto separado, sino que va vinculado a la propia estrategia del negocio. Para Gartner, las experiencias digitales no tienen sentido sin el cloud. Sus previsiones de mercado son bien ilustrativas: para este año en curso la firma analista estima unos ingresos totales de 474.000 millones de dólares, frente a los 408.000 millones en 2021, con una subida del 16%. Una tendencia que irá a más, con la brújula apuntando a la nube híbrida y al multicloud.

Las empresas se han rendido a la nube, trasladando sus procesos corporativos digitales, por dos razones de peso: la escalabilidad y el rendimiento. Pero también valoran la facilidad de acceso, la gestión de datos y la reducción de los costes generales, según una encuesta de Denodo.

La misma fuente subraya la importancia que la nube pública está adquiriendo en los escenarios híbridos. La nube híbrida (en la que conviven la cloud con la infraestructura propia del cliente) se ha establecido como el estándar de facto. Y dentro de estos entornos, el 24% de las empresas se decanta por las hiperescalares (AWS, Microsoft, Google…); con un incremento anual del 50%. Curiosamente, esta progresión se ha visto acelerada por las aplicaciones relevantes para la protección de datos y los procesos críticos del negocio.

Las compañías recurren a diversos servicios cloud para resolver necesidades que requieren grandes capacidades

Las compañías recurren a diversos servicios cloud para resolver necesidades que requieren grandes capacidades. Así, los servicios de análisis e infraestructura siguen encabezando la lista, seguidos de los datos de aprendizaje automático (ML) e inteligencia artificial. Los servicios del Internet de las Cosas (IoT) también se están generalizando y su uso se ha duplicado con creces en el último ejercicio.

Este panorama prometedor puede verse empañado por la complejidad que el multicloud conlleva y sus factores intrínsecos que a veces pueden convertirse en armas de doble filo. Las empresas precisan experiencia en el manejo y gestión de enormes cantidades de datos en la nube y en la construcción de una arquitectura holística. La falta de conocimiento puede ser un freno, se buscan arquitectos de nube e ingenieros de DevOps para afrontar los nuevos retos.

Entre los principales desafíos de los modelos multicloud la gestión de la seguridad y la integración de los datos son los aspectos que más preocupan a las compañías, seguidos por el coste, un elemento que puede dispararse si no se aplica una política de nube coherente.

Oportunidades de negocio para el canal TI en España

El 50 % de los distribuidores reconoce que la nube es el área vital en la que invertirá de aquí a 2025. Ampliar la oferta de soluciones cloud incluyendo distintos partners es la clave del éxito del canal, a tenor de las opiniones de los expertos.

Según datos de Context, el 73% de los revendedores ha constatado en estos últimos meses un aumento de la demanda de clientes de tecnología cloud con el objetivo de acelerar su transformación digital. La oferta sigue, sin embargo, siendo limitada. Así, algo más de la mitad de los distribuidores encuestados (un 53%), vende entre 1 y 3 soluciones, mientras que el 29,5 % vende entre 4 y 10, y apenas el 17% vende más de 10 servicios.

La enorme variedad de ofertas que aprovecha el poder de la nube continúa creciendo. Más del 90% de las empresas ha adoptado una estrategia multinube y más del 80% ha utilizado una nube híbrida. La nube se ha convertido en una tecnología que las organizaciones no pueden permitirse ignorar y representa una gran oportunidad para el canal de distribución nacional.

¿Necesitas un experto en Cloud?