El canal de partners, el camino más fiable a la nube

La nube es el camino que han de tomar las organizaciones para poder ser competitivas en esta era digital que tarde o temprano se terminará de implantar. Pero cuidado, a tenor de una reciente encuesta los servicios en la nube no están cumpliendo con las expectativas, e incluso, añadiendo complicaciones e incrementando el coste.

Por estas razones tan poderosas, las empresas deben recurrir a los partners del canal, expertos que pueden asesorar y ayudar a desplegar proyectos tecnológicos con eficacia y seguridad. Por otro lado, contar con el soporte de un proveedor especializado resulta fundamental para el correcto mantenimiento de los sistemas TI y responder de forma ágil ante posibles incidencias.

Cinco son los pilares tecnológicos que debe ofrecer un proveedor de confianza en la nube: asistencia técnica (para poder suplir las pérdidas de datos o el desconocimiento del funcionamiento de una aplicación cloud); implementación por pasos (soluciones integrales son muy difíciles de poner en producción); personalización (el proveedor cloud deber ofrecer un servicio personalizado, adaptando la tecnología a la tipología del negocio); seguridad (uno de los principales inhibidores de las empresas a la hora de migrar sus datos a la nube) y disponibilidad (la nube ofrece la posibilidad de contratar servicios durante todo el año las veinticuatro horas del día).

Otro aspecto positivo de la nube es que especialmente las empresas pequeñas encuentran en la nube una oportunidad para crecer y mejorar sus procesos. Los servicios más conocidos son: Infraestructura como Servicio (IaaS), pone recursos de computación, red y almacenamiento; Plataforma como Servicio (PaaS), una plataforma para ejecutar aplicaciones y la infraestructura precisa para que funciones y Software como Servicio (SaaS). Una cuarta modalidad es la Función como Servicio (FaaS), una categoría de servicios que permite a los clientes desarrollar y ejecutar funcionalidades de aplicaciones sin tener que mantener la infraestructura típica en un modelo sin servidor (serverless) y utilizada normalmente en aplicaciones de microservicios.

Por otro lado, con la consolidación del multicloud y los entornos de trabajo híbridos, en los que las cargas de trabajo de mueven tanto entre nubes públicas (AWS, Microsoft Azure, Google Cloud) como privadas, se precisa expertos conocedores de esta problemática que permita optimizar los movimientos de la información y el consumo de aplicaciones, manteniendo todas las precauciones e integridad de los datos.

La lógica se está imponiendo al final, los proveedores de servicios en la nube ya son indispensables pues aportan agilidad en el aprovisionamiento, una gama amplia funcionalidad, un diseño orientado a la experiencia del usuario y productividad y la incorporación de tecnologías embebidas como inteligencia artificial, machine learning o blockchain. Y además proponen un modelo de pago por uso acomodado a las necesidades de sus clientes.

Proveedor de servicios gestionados (MSP), la nube para quien la trabaja

Si la empresa no quiere dolores de cabeza con la tecnología y prefiere centrarse en la innovación y aportar valor al negocio, la gran opción es recurrir a un MSP. “Al contratar servicios gestionados se optimiza el uso de los recursos TI disponibles y se evitan gastos imprevistos, consiguiendo una reducción significativa de los costes”, ese es su gran argumento. Un MSP ofrece servicios de redes, aplicaciones, infraestructura y seguridad, además de soporte continuo para garantizar la alta disponibilidad y resolución de incidencias y de nuevas peticiones de servicio en el menor tiempo posible. En suma, el proveedor de servicios gestionados se convierte en una empresa subcontratada en un modelo de pago por uso que “asume la responsabilidad y el control de las operaciones diarias del negocio relacionadas con TI, incluyendo infraestructura, mantenimiento del hardware, monitoreo de red y gestión de la ciberseguridad”.

¿Necesitas un experto en Cloud?