“La medición de los niveles de CO2 en el aire no es algo reciente. Llevamos muchos años trabajando con ello”

Fernando Martín, de Tech Data.
Fernando Martín, de Tech Data.

Fernando Martín es Senior Sales Executive de oT Solutions y Customer Success. En esta entrevista habla de cómo las tecnologías de Ergosense ayudan a controlar la salud en espacios interiores como los de las oficinas. Es un asunto crucial en estos momentos, en que la Covid-19 ha impuesto la necesidad de mantener los espacios cerrados libres de contaminantes biológicos. Además, Martín cree que la demanda de estas soluciones se mantendrá en el tiempo porque gobiernos y compañías son conscientes de que deben proporcionar a ciudadanos y empleados entornos confortables, pero sobre todo seguros. 


¿Qué parámetros en la oficina miden los dispositivos de Ergosense?

Ergosense dispone de múltiples dispositivos orientados al confort y la productividad en la oficina. Éstos son fundamentalmente dispositivos que ayudan a optimizar la ocupación, así como medir la calidad ambiental.

Ergosense cuenta con un sensor, The Doc, que es una unidad que da cuenta de métricas como sonido, temperatura, luz, niveles de CO2, humedad, etc. Ahora el énfasis para luchar contra la Covid-19 se ha puesto en evitar los ambientes de interior cargados (de aerosoles) y de CO2. ¿Está este hecho tirando del interés y de las ventas de las tecnologías de medición de calidad del aire y de las de Ergosense en particular?

La medición de los niveles de CO2 en el aire no es algo que sea reciente, puesto que ya llevamos muchos años trabajando con ello. Ha sido a raíz de la actual pandemia cuando hemos empezado a ver otras aplicaciones de estas mediciones de CO2.

Por lo tanto se puede decir que sí, que actualmente hay un mayor foco en la medición del CO2 y un interés creciente por esta solución de Ergosense. Pero esto no está reñido con que estas soluciones sean rentables a medio y largo plazo, puesto que sabemos de la intención de muchos gobiernos de implantar este tipo de mediciones como obligatorias, no sólo por la pandemia, sino como estándar de confort y entorno saludable en el trabajo.

¿Qué tipos de empresas e instituciones se están interesando y adquiriendo los aparatos de Ergosense?

El denominador común de todos los demandantes de este tipo de soluciones es la necesidad de retorno seguro a la actividad, minimizando riesgos pero manteniendo la eficiencia energética. Por lo tanto son empresas y organismos responsables de la salud de empleados, estudiantes, clientes, etc. Además, son soluciones con un coste muy contenido, lo cual permite un rápido retorno de inversión y que sean adecuadas tanto para entorno pymes como para grandes corporaciones. Al final, la necesidad es la misma en ambos casos.

“Sabemos de la intención de muchos gobiernos de implantar este tipo de mediciones como obligatorias”

¿Qué coste puede tener para una empresa controlar los niveles de calidad del aire y de CO2?

Si hablamos de coste humano, es decir, de la salud de las personas, no podemos aplicar criterios económicos porque estamos obligados a anteponerla en todos los casos. En el caso de la solución, dependerá de la complejidad, pero disponemos de ejemplos que parten de menos de 100 euros por espacio monitorizado.

¿Cuántos resellers clientes de Tech Data están vendiendo ahora mismo la tecnología de Ergosense o la están prescribiendo a los usuarios finales?

A nivel europeo contamos con una gran base instalada de los mismos. La mayoría de ellos provienen del ámbito del cloud y han visto en este tipo de soluciones, rápidas y sencillas, una vía de crecimiento del uso de datos, y de mejora de la información para sus clientes. En España nos estamos centrando en unos pocos partners de referencia, garantizando así la calidad al cliente final. 

“Ya veníamos trabajando desde hace décadas contra lo que se llama el ‘síndrome del edificio enfermo”

¿Cree que cuando remita la crisis de la Covid-19 los clientes van a seguir prestando atención a cuestiones como la calidad del aire en las oficinas o dejarán de tener en cuenta estos aspectos?

Por supuesto. No se trata de un aspecto actual, sino que ya veníamos trabajando desde hace décadas contra lo que se llama el “síndrome del edificio enfermo”. Además, están los últimos estudios referentes a la incidencia de la calidad del aire en la productividad y confort de los empleados. Todo esto, unido a la necesidad de crear una experiencia de ocupante de edificio satisfactoria, harán que estas soluciones sean básicas en el futuro. La situación actual sólo ha  acelerado el grado de penetración de las mismas, pero la tendencia venía siendo la misma.


 

 

¿Necesitas un experto en Data & IoT?