¿Cómo ayuda la RPA a mantener la operativa de una compañía durante la crisis del Covid-19?

Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

La robotización está calando de forma silenciosa en todos los ámbitos, y entre ellos está el software de oficina y el que ayuda a mantener la operativa de las compañías. Por eso en los últimos tiempos una de las tendencias estrellas del mundo tecnológico es el de la llamada automatización robótica de procesos o RPA.

Se denomina así al proceso de automatizar las tareas más simples y repetitivas, tales como la recopilación de datos de un archivo y su posterior introducción en una aplicación empresarial, por ejemplo. Y esto se consigue a través de bots prefabricados y muy específicos.

Una de las grandes ventajas de RPA es que elimina muchas tareas manuales en las oficinas. El objetivo, pues, es disminuir la intervención humana en el uso de aplicaciones informáticas, especialmente en tareas repetitivas. Y, por lo tanto, mejorar la productividad de los empleados y la rentabilidad de las corporaciones.

Se calcula que las mejoras que introduce la automatización de procesos generan un ahorro de más del 20% al año a las compañías que las abordan, y el retorno de la inversión también se produce en tan solo un ejercicio. Hay muchos procesos por automatizar en las compañías. Por ejemplo, sólo dos tercios de los procesos financieros están automatizados de una forma u otra. Y el tercio restante lo ocupan las solicitudes de información humanas. De acuerdo con IDC Research España, el mercado de RPA se doblará en los próximos años, creciendo a tasas del 50% entre 2019 y 2021.

RPA no va a eliminar puestos de trabajo

Además, RPA y automatización en general no significan desempleo. Un informe del Foro Económico Mundial publicado el año pasado asegura que en 2025 más de la mitad de todas las tareas actuales en el lugar de trabajo serán realizadas por máquinas. No obstante, este mismo informe predice que, frente a los 75 millones de empleos que desaparecerán, se crearán 133 millones de nuevos puestos.

Las direcciones de las empresas, pero también los proveedores de esta tecnología y los partners, deben explicar cuidadosamente a los trabajadores las implicaciones que tiene el despliegue de bots de automatización. Sobre todo para tranquilizarles e indicarles que los bots no vienen a quitarles sus puestos de trabajo, sino a facilitarles su día a día, sobre todo con las tareas más tediosas.

La importancia de RPA durante la crisis sanitaria

Los expertos coinciden en que la automatización se ha convertido en un gran aliado de las empresas contra el Covid-19, pues permite a las compañías depender menos de los factores externos y garantizar así la continuidad al negocio frente a las dificultades sobrevenidas por la pandemia. En un momento en que gran parte de las plantillas han tenido que abandonar los centros de trabajo y desempeñar su labor desde casa, o simplemente parar temporalmente la actividad, los bots son de gran ayuda porque garantizan servicios al cliente en un esquema 7x24x365.

Hace poco una de las cadenas de alimentación más importantes de este país reconocía en un foro cómo la automatización le había permitido mejorar su ratio NPS o Net Promoter Score, que mide la lealtad de los clientes a una empresa basándose en las recomendaciones, y derivar así a su plantilla a tareas de más valor y de carácter más comercial.

Captura de Automation Anywhere.
Captura de Automation Anywhere.

Pero es sólo un ejemplo. La automatización robótica de procesos puede ayudar a mitigar las interrupciones que tantas compañías han sufrido en su operativa durante estos meses de pandemia. Los bots están ayudando a que la atención médica no decaiga, a garantizar una dotación de personal adecuada o a administrar inventarios en tiempos de rupturas de suministro.  

RPA desata el interés de los inversores

A nivel de proveedores, el sector del RPA está atrayendo el interés de los grandes inversores. De hecho, ya hay firmas “unicornio”, es decir, empresas que sin cotizar en Bolsa superan los 1.000 millones de dólares de valoración. Es el caso de la californiana Automation Anywhere, un marketplace de bots que en 2018 se vio beneficiado por una ronda de financiación de 250 millones de dólares en la que participó entre otros Goldman Sachs, y que también recibió más de 300 millones de SoftBank.

Captura de Automation Anywhere.
Captura de Automation Anywhere.

Precisamente, Automation Anywhere dispone en su site de bots preconfigurados que permiten agilizar los procesos de contratación de personal y su alta en los sistemas informáticos de las compañías, o que automatizan la creación de cartas de respuesta a candidatos a un puesto de trabajo. También dispone de programas que permiten a los Gobiernos y autoridades sanitarias actualizar datos de incidencia del Covid-19 o sobre las medidas preventivas para frenar su propagación.

En el ámbito de las cadenas de suministro, Automation Anwhere dispone de tecnología para automatizar entradas y salidas de información en SAP u Oracle, y su migración desde Excel. Además, los bots disponibles en el catálogo de Automation facilitan el servicio al cliente porque pueden analizar el sentimiento que despierta una compañía en redes sociales, noticias o en las interacciones del call center. También dispone de piezas de software que se conectan con ServiceNow para gestionar de una manera más eficaz los incidentes y problemas reportados a esta plataforma. Son solo algunos de los muchos ejemplos de aplicación de RPA a la operativa diaria de las compañías.   

Los beneficios de RPA

La calidad y precisión de los servicios es mayor. Esto es así porque se eliminan los errores humanos.

Reducción de costes a medio y largo plazo. Permite sacar a los empleados de actividades tediosas, pero de bajo valor añadido, y dedicarlos a actividades de más valor.

Más velocidad y mejor cumplimiento normativo.  Los bots trabajan con mayor velocidad y permiten, por lo tanto, un mejor registro de los datos y un adecuado cumplimiento normativo o compliance.

Simplicidad. El despliegue de RPA no precisa habilidades previas de programación. Además, no necesita de ningún cambio o nueva interfaz en los sistemas con los que se relaciona.

Escalabilidad. Los robots pueden multiplicarse o reducirse desde sencillas herramientas de administración.

Ahorro de tiempo. Además de ejecutar actividades rutinarias a mucha mayor velocidad que el ser humano, también permiten una adaptación muy rápida a nuevos procesos.

Mejor servicio al cliente. Los bots pueden trabajar sin interrupción (7x24x365), un aspecto clave durante una crisis sanitaria como la del Covid-19, que tantas interrupciones ha provocado en las cadenas de suministro de servicios y productos.

Empleados agradecidos. Aunque al principio los trabajadores pueden pensar que los bots les van a quitar su trabajo, en realidad están concebidos para liberarles de las cargas de trabajo más repetitivas y de menor valor.

¿Necesitas un experto en Data & IoT?