Eficiencia Energética: Buscando el equilibrio perfecto entre coste, niveles de ocupación y confort ambiental

eficiencia energética
eficiencia energética

Por Fernando Martín, Tech Data EMEA Data & IoT Solutions Development Consultant/ Smart Places

Todas las empresas comienzan a pensar ya en cómo se va a producir la desescalada a nivel corporativo. La vuelta a la actividad y compatibilizar la nueva forma de trabajar, en la cual se mezclan el teletrabajo con la asistencia a la oficina, pasan por ser las prioridades de los próximos meses para los equipos de recursos humanos y facility managers.

Aunque estemos en un escenario en el cual la seguridad y reducción de riesgos sea la clave para que todas las empresas comiencen a planificar cómo será su vuelta a la actividad dentro de los centros de trabajo, no se puede dejar de lado que se debe tener en cuenta el coste energético, ya que además nos encontramos con una tendencia incremental.

Ante este nuevo reto, que además es inminente, surgen muchas preguntas, relacionadas con cómo encontrar el equilibrio perfecto: “¿Cómo puedo hacer para que mi coste energético se adecue a mi nivel de ocupación?”, “¿Cuánto y cómo debo ventilar para que la repercusión sea mínima en el consumo energético?”.

Lo que estas preguntas evidencian es que, para poder aportar una solución concreta al problema del coste energético, debemos observar la situación al completo, por lo que una solución basada únicamente en obtener criterios de medición para el coste energético es insuficiente, debemos pensar en soluciones globales, que además permitan crear escenarios de predicción, adecuando y optimizando así el gasto.

En esta visión completa de la solución, debemos tener en cuenta las dos grandes áreas que inciden sobre la estrategia en la gestión de un edificio: Los ocupantes y el entorno de trabajo.

Centrándonos en el primero, existen grandes métricas que debemos contemplar y que inciden sobre el gasto energético. La primera de ellas es el nivel de ocupación. Este aspecto es clave, y debemos tener en cuenta que el escenario actual y futuro vendrá marcado por la necesaria optimización del nivel de ocupación sobre un modelo de hotdesk, es decir, sin espacios asignados a priori, en los cuáles serán las personas las que decidan como y cuando usarlo.

 ¿Cómo podemos medir y predecir este aspecto?

Para esto, existen varias tecnologías que pueden ayudarnos. Comenzando por la más madura de ellas, la utilización de sensores en puestos de trabajo y salas de reuniones, en base a las cuales podemos medir el nivel real de ocupación de los distintos espacios. Otra tecnología más novedosa, es utilizar la visión artificial para hacer mediciones y conteos de personas en distintos  espacios. El resultado será muy similar, aportando métricas de porcentaje de utilización del espacio real versus lo planificado. Algunos de los fabricantes más destacados con tecnologías de esta naturaleza que trabajamos en Tech Data son Ergosense, Pointgrab o EveryAngle.

Si bien con esta información se obtiene la métrica real, ésta nos es válida para comenzar a sacar conclusiones y realizar ajustes sobre el gasto energético en función del nivel de ocupación, ya que no es un sistema perfecto de predicción. Para ello, requeriríamos integrar más fuentes de información y crear predicciones. Y es en este aspecto en el que las plataformas de software de analítica avanzada nos pueden ayudar a perfeccionar toda la información y anticiparnos de cara a que el consumo energético sea eficiente. Mediante plataformas como CloudPak 4 Data de IBM, podemos conectar información que venga de sensores en tiempo real, cruzar la información con calendarios de reuniones, reservas de puestos de trabajo y calendarios estacionales para crear un modelo predictivo que sirva perfectamente para indicar a los BMS (Building Management Systems) del edificio, cuál debe ser el nivel de rendimiento en cada momento. Por lo tanto, la dimensión de predicción sobre la ocupación es una de las claves fundamentales. Nos permitirá accionar luces, calefacción, aire acondicionado, activar tomas eléctricas, etc.

Como comentábamos, existe otra área que debemos tener en cuenta y es clave para completar la fotografía del gasto energético. Este es el entorno de trabajo, refiriéndonos a éste, como la suma de condiciones que proveen de confort ambiental a los ocupantes. Hay una parte que, como hemos explicado en el anterior punto, tiene en cuenta el nivel de ocupación, como es el gasto energético de la calefacción o aire acondicionado en función del número de personas que se encuentren en el edificio. Pero en este punto, nos vamos a centrar más en cómo crear un ambiente saludable de trabajo basándonos en la medición de CO2 y partículas en el ambiente.

Durante los últimos meses, se ha puesto de manifiesto la importancia que tiene una correcta ventilación para minimizar el riesgo de contagio en la actual pandemia. También la ventilación es vital para mantener el nivel de confort y productividad en un entorno de trabajo, aparte de lo anteriormente descrito. Actualmente desde Tech Data podemos ofrecer una gran variedad de dispositivos que permiten realizar mediciones en tiempo real, lo cual puede ser un input muy interesante para mantener la eficiencia energética equilibrada con un entorno saludable. Así, por ejemplo, utilizar sensores para conocer exactamente el tiempo necesario que necesitamos ventilar manualmente hasta descargar la atmósfera interior, o en caso de ventilación automatizada, saber cuál es el punto óptimo de trabajo de la misma, con un coste energético bajo. Para este tipo de casos trabajamos con los dispositivos de Ergosense, capaz de enviar variaciones de niveles de CO2, niveles de partículas de distintos tamaños, así como temperatura y humedad relativa al cloud para tomar decisiones, o cómo en el caso apuntado anteriormente, utilizar una solución con IBM Cloud Pack 4 Data o Microsoft Synapse para predecir y buscar el nivel ideal de salubridad y rendimiento energético.

Por tanto, como vemos, si de verdad queremos que nuestros clientes se beneficien de un modelo integral de eficiencia energética, además de disponer de soluciones capaces de obtener datos de consumo, conviene proveerlos de otras fuentes de datos que permitan conocer el grado de aplicación, así como permitir la predicción del uso.

Desde Tech Data, ayudamos a nuestros partners a conocer y mejorar todas las opciones que poseen para construir estos casos de uso entre sus clientes.

  

¿Necesitas un experto en Data & IoT?