Casa conectada: Un hogar seguro durante las vacaciones

Casa conectada: Un hogar seguro durante las vacaciones.
Casa conectada: Un hogar seguro durante las vacaciones.

La domótica hace referencia al conjunto de sistemas y tecnologías capaces de automatizar una vivienda mediante la gestión inteligente de elementos como la energía, las comunicaciones, la iluminación y la seguridad. A parte de ser una fuente de confort y bienestar cuando estamos en casa, automatizar el funcionamiento de los electrodomésticos puede aportar muchas otras ventajas en épocas como el verano, en el que las vacaciones hacen que muchas familias estén fuera de sus hogares durante semanas.

El control de lo que sucede en tu casa puede estar al alcance de tu mano, en un smartphone o dispositivo en el que desees instalar las aplicaciones de control de la automatización de tu hogar, a través de las que puedes recibir notificaciones sobre lo que sucede en tu casa cuando no estás en ella.

La seguridad es uno de los factores que se ve más reforzado en las casas vacías gracias a la domótica. Cosas tan comunes como preguntarte si has cerrado la puerta con llave al salir, porque no estás seguro, o si has apagado todas las luces, tienen fácil solución instalando un sistema de automatización del hogar que verifique si, efectivamente has cerrado la puerta y, en caso contrario, te permita bloquearla con solo pulsar un botón de tu smartphone desde cualquier lugar donde te encuentres. Y lo mismo ocurre con las luces o cualquier otro electrodoméstico como el aire acondicionado. Esto también permite ahorrar tiempo, ya que no es necesario que vuelvas a casa para comprobar que todo está en orden.

Para más seguridad, existen sistemas que también permiten monitorear tu hogar y avisarte cada vez que alguien intente entrar de manera disruptiva.

La comodidad es otro de los beneficios que aportan los hogares conectados. Con el sistema domótico no tienes que preocuparte de si olvidaste poner tus electrodomésticos en el estado correcto antes de abandonar tu vivienda, ya que puedes hacerlo de manera remota para encontrarlos como desees a tu vuelta. Por ejemplo, puedes reducir o aumentar la temperatura de tu hogar antes de llegar a casa, dependiendo del estado del tiempo.

Y un factor muy importante es el ahorro de energía, algo que también potencia la domótica. Si los electrodomésticos funcionan constantemente mientras estamos fuera de casa, el desperdicio de energía y de dinero puede ser muy alto. Controlar elementos como la temperatura y las luces, atenuarlas o apagarlas cuando no las necesitas, es lo más favorable para evitar malgastar recursos muy necesarios.

Así, la tecnología IoT  y la conectividad han aportado inteligencia a las viviendas para hacer los hogares mucho más sostenibles, seguros y accesibles, ya que no hace falta estar frente a un electrodoméstico para que este funcione como deseas, sino que puedes estar en la otra punta de la casa, incluso del mundo.

 

¿Necesitas un experto en Data & IoT?