Actualizar los sistemas nos hace menos vulnerables

Una política correcta de actualización del software y la gestión de los parches seguridad reducen significativamente los incidentes que sufren las empresas, propiciados por las vulnerabilidades del software.